PH06

La sexta,
fue una oda a tu frescura,
Una columna de agua, detrás tuyo,
enmarcando tu dulzura.
¿Dónde estabas vida mía
que tu rostro relucía?
Hubiese dado todo por tomar ese puesto,
de quien tu retrato componía.
El zafiro que te cubría, deslucía,
ante el brillo de tu mirada.
encogida de dicha y delicia,
delicia eres tú, amada mía.
La sexta yace ahora escondida,
resguardada de miradas ajenas,
en el fondo de una carpeta,
junto a lo que del alma mía queda.

11 respuestas a “PH06

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s