Philarguria

Baila el demonio en su orilla,
en sus ojos la luz brilla,
pero es una luz ansiosa,
llena de deseo
por los placeres del mundo
que se escapan de sus dedos.

De jirones de seda va vestido,
en oro y joyas consumido.
Sus andares son lentos y cadenciosos,
para no soltar sus tesoros licenciosos.

A su sombra fue creado,
para cerrarse al mundo,
para armar de plata un muro
detrás del que pudiese cubrirse en apuro.
¿No es lo más lógico?
¿suplir un tesoro perdido con otro conseguido?

Baila el demonio en su orilla,
en las órbitas perlas
y esmeraldas incrustadas en las piernas.
siempre a la espera,
de que su falta sea para siempre,
para que el cuerpo desespere
y que cada vez con más tesoros le compense.

¿Volverá su luz a apaciguarle?
¿Se los llevará con ella?
¿O es que han venido para quedarse
para dominar al alma muerta?

Anuncios

11 thoughts on “Philarguria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s