El ciclo

Y cuando piensas que todo ha acabado,
que el lago se ha secado
y ya no corren más los vientos.
Brota agua de nuevo,
salada como la angustia.
¿Qué sabe la tierra de sufrimiento?
¿Que sabe ella de los muertos?
¿que le importa la planta mustia?
¿que sabe ella del fondo seco?
El ciclo aun no ha acabado,
eso es todo lo que le concierne.
Por eso, siempre vuelve,
a llenar el dique nuevamente,
ahogar a los que están vivos y,
cuando llegue de nuevo el momento,
matar de sed a los que vieron en ella
su sustento y su alimento.
Todo termina
para comenzar de nuevo,
nada más importa,
sólo el ciclo del lamento

Faro

Cuando no halle mi barco
la costa de mi cordura,
sal  radiante de la negrura.
como luz en el horizonte.

Vístete de plateada Luna,
que tu voz destruya la noche,
tu sonrisa la estrella más pura,
sea  foco tu dulce reproche.

Se el  faro  sobre  la  roca,
mano luminaria que evita
mi zozobra y mi caída,
se tú, querida, mi guía.

Se tú mi sol y mi luna,
se tú mis estrellas,
se tú el piadoso mapa
que evita mi caída.

por la orilla de mi mundo.
hacía la orilla de tu mundo.