Guardar silencio

Puedes pedirme que me calle,
que cierre la boca ante lo evidente,
puedes pedir que no hable,
de aquello que, ambos sabemos,
yo siento y tú sientes,

Puedes pedirme que disimule,
que lo oculte y disfrace de mentiras
esas verdades que nos hieren.
que ponga esos «no» con descaro,
donde sólo deberían haber «siempre».

Pero no me pidas que que no lo sienta,
aunque sean miles las excusas,
aunque haya cientos de razones,
para que esto no exista.

No hay lógica que resista,
el poder de un sentimiento.
ambos sabemos que no es posible,
decir que esto no es cierto.

 

 

Interpreta mi silencio

Cuantas veces no habré abierto la boca y habré callado,
cuantas me habré sentado frente a la pantalla en blanco,
tantas cosas que decir y las palabras no alcanzan.
tantas emociones que plasmar y las letras faltan.

Porque hay cosas que sólo se pueden decir con los ojos.
palabras que sólo pueden decirse en silencio.
frases que solo pueden escribirse sobre la piel.
con el dedo, con la boca, con la lengua.

Y el silencio se torna un manto que me envuelve,
mientras la desesperación corre por las venas,
junto con los sentimientos, que envenenan.

¿Qué hacer cuando ya se ha dicho todo?
¿Cómo transmitir aquello que queda?
¿Como decírtelo sin usar las manos?

Interpreta mi silencio,
que cuando no hay nada no por que no lo haya.
sólo es porque no puedo.