Tu Eco.

Aun reverbera,
el eco de tu voz,
la música de tu risa,
en mi cabeza.

El corazón se vuelve estrecho,
ante la insinuación,
ante la mera posibilidad,
de tu recuerdo.

Vibra la mente
y se recoje el cuello, inquieto.
Aun reverbera
en mi mente tu eco.

El eco de tu voz,
el eco de tu mirada,
el eco de tus manos,
el eco de tu cuerpo.

Y sé,
aunque no concuerdo,
Que aun bebiendo el Leteo entero,
Siempre quedaría aquello.

Tu Eco.

Por ti

Por ti,
por el guiño.
por esa delicia
de sentir tu risa,
por ese dulce sonido,
por esa letra cómplice,
por ese segundo eterno,
por esa inefable sonrisa,
Por ese suspiro en el tiempo,
por eso y solamente sólo por eso,
vale la pena aguantar las heridas.
º

Mientras rías.

Mientras rías
¿Importa algo mientras rías?
Si es capaz de curar mi alma herida.
¿Qué importa el daño?
¿Que importa la pena?
¿Que importa el sacrificio?
Si aun puedo disfrutar de tu risa.

¿Cómo no salir adelante?
¿Cómo no poner el hombro
o el pecho adelante?
Eres mi pequeña esperanza,
un dulce ojala que alivia,
el dolor que produce la herida.

Mientras rías, puedo soportarlo,
seguir adelante.
Mientras rías dulzura,
aun hay algo que vale.
Para no pensar que ha sido en vano.
decidirse por el daño.

El pozo en el desierto
del pequeño principito,
la primera luz en la oscuridad,
la mano que asoma tras la caída.
El beso en la herida.
la razón por la que seguimos.
Esa es tu risa.

 

Tus Risas

No me prives de tus risas,
de tus pozos en el desierto,
¿No ves que de ellas me alimento?
¿No ves que son mi sustento?

¿No ves que son mi sustento?
De las penas son mi Égida,
Si me privaras de tu voz colorida.
¿Que sería de mi vida?

¿Que sería de mi vida,
sin el canto de tu boca?
Ríe, ríe, ríe como loca,
No sabes lo que provoca.

¿No sabes lo que provoca,
cada nota de tu risa en mi cuerpo?
Me reviven cada vez que caigo muerto,
Son mi faro anclados en tu puerto.

Son mi faro anclados en tu puerto,
sin el cual me encuentro perdido.
Si to no ríes, no le encuentro sentido,
a este sacrificio de haberte perdido.

A este sacrificio de haberte perdido,
Por las circunstancias indecisas.
Por favor, por favor, por mi sonrisa,
No me prives de tus risas