¿cuanto dura la culpa?

¿Cuánto dura la culpa?
¿Cuánto dura el tormento?
¿Cuánto dura el lamento?
¿cuánto dura la duda?

¿Cuándo cierra la herida?
¿Cuándo el dolor cesa?
¿En verdad alguna vez termina?
¿en verdad deja de arder la afrenta?

Apenas nos mantenemos de pie,
con los corazones hechos pedazos.
Sosteniendo los trozos con las manos,
orando por no caer.

heridos y haciendo daño,
¿acaba alguna vez el ciclo?
¿o seguimos, año tras año,
alargo nuestro suplicio?

 

 

 

Cuando mueren las letras

¿Qué hacen las letras,
cuando han perdido su meta?
¿Dónde se van las ideas?
¿Dónde los pensamientos?
¿Donde van cuando ya no existe el cuento?
¿Donde cuando “El fin” ya se ha escrito?
¿Existe para los sueños rotos, un paraíso?
¿Un Edén, un Val-halla, un Nirvana?
Un… ¿mañana?

¿Qué ha de pasar?

Me preguntas,
¿Qué pasa con la amistad,
cuando el amor ha muerto?
¿Qué pasa con los recuerdos?
¿Qué pasa con aquellas vidas?
Cuando las espaldas ya se han puesto frías,
cuando no hallamos ya tema,
más allá de un “buenos días”,
en cada uno de nuestros encuentros.
¿Qué pasa con lo nuestro?
¿Con aquello que era tan bello?
¿Pueden, acaso, reciclarse los sentimientos?
Recoger los te amo y los extraños,
amasarlos de nuevo,
empezar de nuevo,
volver a forjar un nuevo comienzo.
Y contesto, con otra pregunta,
quizás incluso parecida,
¿Y qué pasa, querida mía,
si ese amor aún no ha muerto?

Preguntas

Y a veces se pregunta,
¿cómo estará ese corazón mio?
Pero no se mira el pecho por que sabe
que está en lejanía.

Y a veces se pregunta,
¿volveremos a encontrarnos?
mientras se apoya en el balcón,
a la orilla de un abismo enrejado.

Y a veces se pregunta
¿Y que será de ti amor mio?
mientras se sienta a la orilla.
¿Y que será de mi vida?

y a veces se pregunta
¿Y si en vez de hacer preguntas,
doy un paso hacía el frente,
me desembarazo del pasado,
y te busco vida mía?

Y abre la reja del abismo,
y da un paso al frente.
pero una mano le retiene,
menuda, en la palma un juguete.

Y a veces no se pregunta,
se traga el nudo y duele,
mira una vez más al vacío,
cierra la verja y vuelve.