Hojas al viento

 

Golpea el hombre sin rostro
el árbol de los recuerdos,
se vuelven nubes sus hojas
y se dispersan con el viento.

El dolor en cada golpe
se hace manifiesto.
sigue golpeando el hombre
y sigue soplando el viento.

Y aunque desde su colina
no rompe el silencio.
gritan por el las hojas
que se esparcen por el cielo.

cruzando ciudades
cruzando océanos.
delatando a todo el mundo
como se agita su sentimiento.

y golpea nuevamente el hombre
sin saber si allá lejos
alguna mano añorada
ha cogido lo que lleva el viento.

 

Hoy

Hoy daré vuelta la hoja
hoy daré un pasó al frente,
hoy olvidaré lo que tú me provocas,
hoy borraré tu presencia ausente.

hoy olvidaré hacerme daño
con el amargo filo de tu recuerdo.
Hoy le daré la espalda a tus labios,
hoy le daré la espalda a tu cuerpo.

Y huiré fuerte,
lo más que el cuerpo me permita,
como si me persiguiera la muerte
como si persiguiese a la vida.

no me vaya a alcanzar el tiempo,
no me vaya a alcanzar la pena,
no me vaya a alcanzar el cuento,
que dejó inconcluso la espera.

Hoy, correré lejos
mañana…
mañana escribiré esto de nuevo.