Duele

Duele,
la mano que no quedó marcada en su pecho,
la tibieza no sentida,
la recaída.
Cada palabra esgrimida
que su blanco no ha alcanzado,
cada caricia,
cada sonrisa,
cada gesto perdido en el espacio.
La distancia,
la paciencia,
la esperanza perdida
y el puesto vacío en la mesa.
¿cómo llenar el vacío que dejan,
tus pies fríos y tus manos inquietas?
Sus ojos se esfuerzan en llenar el espacio,
pero nunca es suficiente llanto,
y duele
porque nunca es suficiente
nunca, para quien ha esperado tanto.

Espera

Él espera,
mirando a la puerta, él espera.
Sólo que no sabe que es lo que espera.
repiquetea,
en el brazo del sofá, repiquetea,
esta ansioso lo sabe, mientras espera.
Bosteza,
A veces también bosteza,
y mira por la ventana para ver fuera.
LLueve,
mientras espera siempre llueve,
sólo que no siempre donde llueve es afuera.
Pestañea,
Y con la mano los ojos seca,
Se le nubla la vista mientras espera.
Sonrie,
Esboza una sonrisa triste y lastimera.
A veces -piensa- hay que sonreír aunque duela.
Recuerda,
recuerda cuando era corta la espera,
recuerda cuando la puerta se mantenía abierta.
Suspira,
imbuido de nostalgia suspira.
-Cuando hay quien la cuida no importa la herida-
Espera,
Con los ojos cerrados, sólo espera.
tranquilamente, a la última que va a  cruzar esa puerta.