Las cinco trompetas.

Cuando sonó la primera trompeta,
nos tembló la tierra.
apenas nos pudieron las piernas,
rodó nuestra seguridad por el suelo.

Y toso eso que parecía tan seguro,
o se estrelló o se rompió en pedazos,
volaron platos, volaron cazos,
el mundo se quedó sin muros.

Cuando sonó la segunda trompeta,
El mundo se bebió sus llantos,
desaparecieron ríos, desaparecieron lagos,
no quedo agua alguna a la vista.

Se abrió una grieta
en los jarros de la templanza,
se escurrió la confianza.
y ya no se veía las estrellas.

Cuando sonó la tercera trompeta,
se instauró la oscuridad y el silencio,
Nada quedo de lo antiguo,
nada que prometiera lo nuevo.

de la mano reptó la negrura
con la mutes de la noche eterna,
el nuevo rey, la nueva reina,
de un mundo caído en la ruina.

Cuando sonó la cuarta trompeta
se levantaron los huesos,
aquellos esqueléticos miedos
que había enterrado tu sonrisa.

Un séquito creado de complejos,
de inseguridades y emociones arruinadas,
buscando a tientas, cualquier luz extraviada,
para disolverla en el olvido.

Cuando no sonó la última trompeta,
nadie quedaba que no la escuchase.
El mundo cerró sus ojos.
y él volteó. distante.

Anuncios

5 respuestas a “Las cinco trompetas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s