Duele

Duele,
la mano que no quedó marcada en su pecho,
la tibieza no sentida,
la recaída.
Cada palabra esgrimida
que su blanco no ha alcanzado,
cada caricia,
cada sonrisa,
cada gesto perdido en el espacio.
La distancia,
la paciencia,
la esperanza perdida
y el puesto vacío en la mesa.
¿cómo llenar el vacío que dejan,
tus pies fríos y tus manos inquietas?
Sus ojos se esfuerzan en llenar el espacio,
pero nunca es suficiente llanto,
y duele
porque nunca es suficiente
nunca, para quien ha esperado tanto.

Anuncios

15 thoughts on “Duele

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s