Luz y oscuridad

Yacer,
muy adentro de ella.
Y brillar,  diamantina,
como si fuéramos una.

Acoger,
en un abrazo,
cada rayo suyo,
esconderla en mi regazo.

Escapar,
por entre sus dedos,
cálida, serena,
beber su veneno.

Apretar,
con piernas y brazos,
absorberla con un beso,
con un beso desalmado.

Y fundirse,
en su centro,
ser una fuera, una dentro,
cómo el aroma y el viento.

Y fundirse,
sin nada de trabajo,
como la hierba lo hace en el prado,
una arriba y la otra abajo.

Y que la luz se haga fondo,
y que la oscuridad destaque en ella,
se ensombrezcan los rayos,
y brillen las lenguas.

Que no hay una sin la otra,
ni la otra sin ella,
fundidas en una abrazo,
a bailar de nuevo, empiezan.

 

Anuncios

8 thoughts on “Luz y oscuridad

    1. Ja ja ja, igual la idea es qués e leyera más de una vez, aunque no esperaba que la razón fuera aquella que mencionas.

      Trate que sobra bien leyendo la columna izquierda y luego la derecha y a la vez de una en una. Pero bien, lo importante es que esté. 😛

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s