A campo traviesa

Se detiene el caminante un momento,
los pies sangrantes
pedazos de estrellas entre sus dedos.
Mira adelante,
a la encrucijada,
donde el camino se abre.
El principal siguiendo a diestra cómodo y tranquilo,
uno nuevo a siniestra accidentado y emocionante,
pasea la mirada de un lado a otro,
mientras sopesa sus opciones.
La vida y sus elecciones,
que a veces llegan demasiado tarde.
duda un segundo el caminante,
de si seguir o si desviarse,
seguir la calidez del atardecer
o la sombra refrescante,
mas pronto recuerda
lo verdaderamente importante.
avanzar siempre,
siempre adelante.
Recupera el ritmo el viajero,
los pies dejando sangrantes marcas en el suelo
y, sin decidir todavía,
abandona el cuestionado sendero.
y entre ambos caminos arma su propia linea,
a campo traviesa,
entre ambos destinos,
hasta que llegase el momento
de volver al camino.

Anuncios

4 thoughts on “A campo traviesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s