Guardados

Él le escribía una carta cada día,
una gota de su alma en papel vertida.
llenó cajas con sus recuerdos,
esperando su regreso.

Mas cuando volvió a verla,
cuando volvio a ver sus ojos dormidos,
no se atrevió a enseñárselos.
Ni a ella, ni a su marido.

Anuncios

14 thoughts on “Guardados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s