Estupido

Por no mantener la lengua atada,
por no atarte los dedos,
por no evitar decir aquello,
cuando aparece la persona buscada.

Por abandonarse a los impulsos,
por perder la cabeza,
Por ver cuando empieza
y no evitarle los disgustos.

Pero ¿cómo evitar ser uno mismo?
¿cómo evitar que el corazón caiga nuevamente
cuando pende al borde del abismo?

Porque podremos quizás controlar la mente,
pero jamás podremos engañar al alma
de un corazón cautivo y demente.

6 respuestas a “Estupido

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s