Sólo un recuerdo

Nací al morir el perro,
un aullido, un lamento,
un alma sin cuerpo.
triste esencia vagando en el firmamento,
persiguiendo sombras,
persiguiendo sueños.
Un grito de sufrimiento.

¿Volverá alguna vez a encarnarme,
a vestirme de pelo,
a ponerme el manto,
revivir al perro muerto?

¿O será mi destino hacerme humo,
fundirme en lo etéreo?
Desaparecer como estos versos,
cuando muera el recuerdo.

Apenas unas líneas, seré,
apenas un ¿recuerdas?

Quizás algún día, ni eso.

 

Anuncios

11 thoughts on “Sólo un recuerdo

    1. En algún momento, sí. inevitablemente. Tras unas cuantas generaciones, invariablemente a menos que… rasguemos nuestro nombre en piedra… o construyamos una pirámide, lo que pase primero.

      Me alegro que os haya gustado. Como siempre, gracias por pasar por aquí.

      Me gusta

  1. Ni como humo quedaremos. Mi esperanza es que con el devenir universal, mis átomos formen parte de una estrella, de un planeta, incluso de algo vivo. Pero no será mi «yo» siquiera en parte. Y al final morirá eternamente. Es lo que tiene la entropía.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s