Una Marca

Me vestí de ayer,
dejé que las pieles de antaño
cubrieran mi hombros cansados,
y volé.

Deje atrás mi castillo y a tu reino entré,
tu reino de recuerdos y añoranzas,
tu reino de anhelos y esperanzas,
tu reino de penas y miedos.
El reino que podría haber sido nuestro.

Y vagué, vestido de muerto,
cubierta la piel de lamento,
a recorrer las transitadas calles
que pisamos juntos hace tiempo.

Pero no estabas,
y aunque algunos rostros me conocieron,
y alzaron sus manos en saludo,
ya no es lo mismo sin ti, cielo.
Sin poder decirte te quiero.

Así que marqué mis manos en una roca,
por si las veías,
para que supieras que aun no había muerto.
Y volé de nuevo a mis tierras.

Mi tierra de nostalgia,
mi tierra de melancolía,
mi tierra muerta,
de pasiones dormidas.

Y Volví a sacarme la máscara cierta,
y las pieles del lobo muerto.
Y me senté en mi trono desierto,
a esperar aquello que no volvería.

Anuncios

5 thoughts on “Una Marca

  1. ¬¬… El Poema había sido borrado por WordPress o quizás por mi mismo. Por lo menos Directas & Indirectas había reblogueado y pude recuperar la mayor parte mas el final, las dos últimas lineas se perdieron. Así que obligado a improvisar otro final…

    quien sabe, quizás sea un mensaje del universo de que el final del rey de Yph aun no está escrito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s