Quinto Acto

La máscara baja,
a lo profundo.
De tanto vagar, en su búsqueda,
el danzante ha perdido el rumbo.
Sus pies ha gastado,
y tras las manos,
sólo el cuerpo le ha quedado.
Una larva apenada, un triste gusano,
vaga de lado a lado del escenario.
En mar se ha convertido su llanto.
Un caracol, la máscara de casco,
que va desapareciendo sin dejar rastro.
Así como los mismos versos,
también se van acabando.

Anuncios

4 thoughts on “Quinto Acto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s