orgè

Baila el demonio en su orilla,
en sus ojos la luz no existe,
una ausencia oscura,
ensombrecida por la privación,
de aquella luz que el mundo le negó.

No lleva nada encima,
arrancada cada tela con sus manos,
ni la piel se ha salvado,
el corazón ha expuesto,
hundiéndose las garras en el pecho.

A su ausencia fue creado,
como respuesta a la frustración,
de aquello no conseguido.
Maldice al mundo, todo maldecido,
los dientes apretados y los nudillos enrojecidos.

Baila el demonio en su orilla,
resoplando y mascullando,
convirtiendo el dolor en rabia,
siempre a la espera,
de que su falta sea eterna,
para que alimentar ese odio,
ese sentimiento que le alimenta.

¿Volverá su luz a apaciguarle?
¿Se los llevará con ella?
¿O es que han venido para quedarse
para dominar al alma muerta?

Anuncios

2 thoughts on “orgè

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s