Tu ausencia

Cómo duele tu ausencia,
cuando la comparo con tu presencia,
increíble como transforma,
cada cosa vana en tu esencia.

La ducha de la mañana se vuelve espesa,
adornada con tus recuerdos,
cayendo sobre mi cabeza,
gota tras gota y sueño tras sueño.

Una taza de café luego,
para entibiar la pena,
de tenerte y no tenerte.
Mientras su aroma se convierte,
en el perfume que te sostiene.

Luego un día tras ese escritorio,
del que te hiciste dueña y señora,
llenándola con sugerencias, ideas,
y fantasías a todas horas.

Y las tardes, esas tardes,
que Delgadillo inmortalizase,
en esos versos que no son míos,
pero que me apropié sin importarme.

Pero las noches son terribles,
acostumbrado a esperarte,
haber perdido ese privilegio,
se vuelve desesperante.

Así que ahora solo duermo,
abrazado a tu añoranza,
abrazando los recuerdos,
que en mi acumulaste.

 

Anuncios

2 thoughts on “Tu ausencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s