Luna Vislumbrada

Noche tormentosa,
de nubes borrascosas,
vaga por el desierto el sacerdote
tras haber ofendido a sus Dioses.

No veras más su luz,
no le volverás a ver en tu vida.
se le había condenado,
Por haber sucumbido ante el enfado.

Con los pies heridos,
el sacerdote cayo rendido,
saco de su cinto un cuchillo.
¿Tenia aun sentido?

Observo su blondo filo,
contrastado contra el cielo encapotado.
¿Valía la pena el suplicio,
por un Dios que no le había favorecido?

Alzo el filo hacía el cielo
y luego lo giró hacía su pecho.
Todo sería tan fácil, pensó.
Pero un destello brillo a lo lejos.

Se levantó de un salto,
ignorando las yagas en sus pies,
solo un destello, plateado de Luna,
luz que conocía bien.

Inspiró hondo y continuó su camino,
en su cinto guardó su cuchillo.
Le bastaba con esa pequeña esperanza,
vislumbrada cerca del atardecer.

 

Anuncios

4 thoughts on “Luna Vislumbrada

    1. mmmm… sí y no. Hay un ciclo, guiños y esas cosas. Pero mayormente son independientes… sin embargo el universo en mi cabeza tiende a organizarse y al final se van formando nexos entre ellas que ni yo mismo tenía preparados.

      Buen ojo 😉

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s