Demonio

Maldito demonio interno,
¿por que no te has callado?
¿por que no pudiste quedarte
bajo mi pie hollado?

Maldito miedo a perderte,
que sin tenerte me ha aterrado.
Maldito miedo, maldito miedo.
que al demonio ha liberado.

Demonio celoso, demonio iracundo.
Demonio maldito, demonio inmundo.
Siembras mi boca de sapos y culebras,
Nublas el juicio, la razón ciegas.

Y luego te ríes,
sentado en el maldito trono del orgullo.
Te burlas del daño y de la herida.
Te burlas de haberme sacado un trozo de vida.

¿y que hago ahora?
Cuando ya te has ido,
¿cuando no habrá ni perdón ni castigo?
¿ya sobrevivía hasta ahora? ¿ahora como sigo?

Y aunque bajes demonio,
te sigues burlando.
Total, ya lo has logrado,
de mi lado la has alejado.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s